Somos veganos

Nos gusta comer bien

Razones para comer verduras

Hay que comer más verduras, es una frase que seguro que la has escuchado en infinidad de ocasiones y prácticamente tenemos grabada a mente en nuestra memoria, aunque no nos gusten demasiado. Siempre se relaciona con la clásica menestra de verduras, pero las verduras son mucho más que eso. Por ejemplo, esta web con recetas de berenjenas te sorprenderá por lo ricas que están.

Los beneficios que aporta comer verduras, no están únicamente relacionados con una nutrición más equilibrada sino con los efectos que se consiguen en muchos otros aspectos como poder bajar de peso, llevar una vida sin tanto estrés, etc.

Razones para comer verduras

Los expertos nos recomiendan comer entre 3 y 5 porciones de verdura al día, pero poco más del 22% lo hacen actualmente. Si quieres saber cuáles son los beneficios que aporta la verdura en tu dieta diaria te invitamos a que continúes leyendo, te sorprenderás.

Los beneficios de comer verduras

Las verduras nos protegen contra las enfermedades cardiovasculares y una dieta sin verdura, seguramente hará que tengamos colesterol, relacionado directamente con esta clase de enfermedades.

Los vegetales como las verduras son uno de los mejores aliados que podemos tener como fuente de antioxidantes. Si no comemos verduras con frecuencia, los niveles de antioxidantes descienden, lo que permite que las grasas que hay en la sangre se oxiden y se produzca lo que conocemos como colesterol malo.

Otro punto de importancia es que contienen vitaminas que el cuerpo por sí solo no puede producir como son la B1, B2, B3, B5, B6, A, C, E y K entre otras así comola colina y biotina. Si no damos a nuestro cuerpo esta clase de vitaminas pueden aparecer enfermedades relacionadas con la carencia de alguna de ellas.

Las verduras deben ser masticadas correctamente, lo que hace que se estimule la producción de las enzimas salivales como la amilasa, la cual tiene como misión lubricar el esófago y la comida masticada. Con una buena masticación se consigue liberar ácido clorhídrico en el estómago, responsable de procesar las sustancias difíciles de digerir como pueden ser el gluten y la caseína entre otros.

Los expertos en nutrición recomiendan tener una dieta equilibrada para tener una buena salud, la cual debe ser 1/3 ácida y 2/3 alcalina. Los alimentos ácidos son las proteínas animales y los granos entre otros. Las alcalinas son las frutas y verduras.

Esto hará que el sistema linfático en el cuerpo funcione correctamente, permitiéndonos eliminar las toxinas por diferentes medios y también nos ayudará a tener una sangre mucho más saludable.

La verdura también nos ayuda a limpiar las vellosidades intestinales gracias a la célula fibrosa con la que cuentan, facilita la liberación de toxinas fuera del cuerpo y proporciona más volumen para las heces.

Hay que recordar que si no tenemos la suficiente celulosa vegetal en nuestra dieta, puede suceder que hasta un 94% de la bilis cargada de colesterol y toxinas, sea reabsorbida por el hígado y la sangre, aumentando el colesterol y el consiguiente riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Para finalizar, no podemos olvidarnos de que las verduras son muy bajas en calorías. Una taza de ellas cuenta con unas 50 calorías aproximadamente y no tienen nada de colesterol.

Recuerda, comer muchas verduras hace que se estimule la descomposición de la grasa almacenada en el cuerpo y ayuda al organismo a quemar la grasa almacenada para poder obtener la energía necesaria.