Somos veganos

Nos gusta comer bien

¿Qué es el mindful eating?

Dentro de las muchas tendencias relacionadas con la gastronomía que podemos encontrar en la actualidad, podemos ver lo que se conoce como Mindful Eating, pero… ¿sabemos exactamente lo que es? Si quieres saberlo, te invitamos a que sigas leyendo el artículo porque te vamos a explicar lo que significa y cuáles son los puntos fuertes de esta tendencia.

Características del mindful eating

¿Qué es el mindful eating?

Si lo resumimos al máximo, mindful eating significa alimentarse con conciencia, disfrutar de todo lo relacionado con la comida, tener en cuenta todos los aspectos relacionados con la alimentación para ser conscientes de lo que comemos y aprovechar al máximo todo el potencial que los alimentos nos proporcionan.

Dentro del mindful eating nos encontramos con un gran número de aspectos de importancia como los relacionados cuando vamos a hacer la compra. Conocer la procedencia del producto que compramos, si en su producción se apoya la sostenibilidad del planeta, sus aportes nutricionales, etc.

También abarca algo tan destacado como su elaboración y cocinado, disfrutando de saber que lo que vamos a comer lo hacemos con todo nuestro cariño y sobre todo con productos lo más naturales y sanos posibles.

Con respecto al cocinado, podemos ayudarnos de herramientas que nos hacen el proceso de cocción más sencillo, como los robots de cocina. Si no sabes cual comprar, en esta página hay una guía completa para comprar el mejor robot de cocina.

Respecto a la hora de comer, esta tendencia mindful eating nos recuerda la importancia de masticar bien los alimentos dado que es en ese momento cuando comienza la digestión.

Masticarlos bien ayudará a nuestro estómago a hacer mejor la digestión dado que al enviar la comida bien triturada, nuestra digestión será más ligera porque el proceso requiere de un menor esfuerzo.

Es importante comer de manera pausada, respirando tranquilamente entre bocado y bocado, se debe buscar una armonía y dinamismo adecuado, sin prisa pero sin pausa pero también procurando no tragar aire junto a los alimentos porque producirá gases.

Al masticar tranquilamente podemos prestar más atención a las texturas y sabores de los alimentos, permitiéndonos disfrutar más de la comida, sobre todo cuando se trata de un plato que nos gusta mucho.

Comer bien no significa comer hasta llenarse o hasta acabar toda la comida que nos hayamos echado en el plato. Es importante no llegar a tener la sensación de hartazgo o hinchazón. Lo que se recomienda con el mindful eating es dejar de comer cuando comencemos a notar que estamos llenos.

No hay que acabarse todo lo que haya en el plato de forma obligatoria, debemos aprender a reconocer y respetar los mensajes que nos envía nuestro cuerpo. Además, no acabar toda la comida no significa que la tengamos que tirar, podremos comerla más tarde en otra comida.

El mindful eating también nos aconseja que aprovechemos al máximo la comida dado que permite conocernos bien, para saber qué es lo que nos provoca ilusión, si estamos en un momento de felicidad, si estamos pensando demasiado en alguna cosa, etc. El acto de comer debe tomarse como una señal para conocer cómo nos encontramos en diferentes aspectos de nuestra vida.

En definitiva, el mindful eating nos ayuda a reducir el estrés, aumentar el placer de comer, también nos ayuda a reducir el picoteo y comer fuera de horas y mejorar nuestro humor. ¿Conocías esta tendencia?