Somos veganos

Nos gusta comer bien

Mitos de la alimentación para perder peso

Llevar una alimentación equilibrada es algo que debemos tener muy en cuenta en nuestros días, no solo para mantener un buen tipo y perder peso sino algo más importante, ganar en salud. En la web http://recetafideua.net/fideua-de-verduras/ encontrarás recetas valencianas, como la receta de paella valenciana, ideales para comer bien.

Dentro de la alimentación existen muchos mitos que deben ser desterrados, aunque siguen teniendo un gran arraigo.

Mitos de la alimentación para perder peso

Los mitos alimenticios para perder peso

Uno de los principales engaños que hay actualmente es el de los productos light, de los cuales se tiene un concepto bastante equivocado. Lo que destaca de estos alimentos es que tienen un contenido más bajo de sal, grasa, azúcares o valores energéticos.

Esto no está mal, pero es importante recordar que la mayonesa, por muy light que sea, sigue siendo mayonesa y es uno de los productos más calóricos que podemos encontrar dentro del apartado de las salsas.

La hidratación es también una parte importante de nuestra dieta y seguro que en más de una ocasión habrás escuchado eso de que beber mucha agua adelgaza. Beber agua es necesario para hidratarnos y para depurar el cuerpo, pero no adelgaza.

Beber demasiada agua puede ser peligroso para el metabolismo dado que lo que se consigue es forzar a los riñones a que filtren más líquido, lo que puede provocarnos más retención.

Otra de las cosas que posiblemente hayamos escuchado en alguna ocasión es que para perder peso es necesario que tengamos que pasar un poco de hambre. Otro mito completamente falso.

Es importante recordar que las dietas restrictivas, especialmente las consideradas como dieta de choque, lo que consiguen es que la persona que las hace acabe desmoralizándose al ver que no obtiene resultados en poco tiempo.

No hay que pasar hambre, para tener una alimentación equilibrada hay que comer un poco de todo, pero en su justa medida y por ello no se debe pasar hambre. Un buen nutricionista te recomendará una dieta basada en cinco comidas al día, con cantidades específicas y productos concretos. Pruébalo un mes y verás lo que se puede llegar a conseguir.

Debemos controlar la ingesta de carbohidratos dado que éstos proporcionan un importante aporte calórico, más que otros productos. Tampoco debemos dejarlos de lado porque son parte esencial en nuestra dieta.

En este caso, debemos tener en cuenta que se debe incluir en la dieta carbohidratos de absorción lenta como cereales integrales, verduras, legumbres y frutas. Siempre será mejor que aquellos que tienen absorción rápida como los que se encuentran en las harinas refinadas.

Para finalizar dejamos claro que la cantidad de vitaminas y minerales que nos aportan los alimentos que consumimos, deberían ser suficientes para nuestro cuerpo.

Diferentes estudios revelan que el consumo de suplementos vitamínicos no mejora la condición física, por mucho que lo hayamos escuchado decir.

Además, la ingesta de estos suplementos debería estar revisada por un profesional médico especializado en nutrición dado que hay casos en los que sí podría recomendar suplementos de minerales como el hierro en caso de que la persona sufra algun trastorno de salud como puede ser la anemia, por ejemplo.